Si me dejaran a mí.

Si me dejaran a mí anda que no iba a mejorar la calidad de la movilidad en el tramo por el que circulo en bicicleta habitualmente. Lo iba a dejar “bonico”. Básicamente casi todo el trazado no cumple con una de las máximas de la movilidad: priorizar los medios de transporte blandos.

Para empezar, eliminaría de golpe y porrazo todas las aceras bici que existen en el tramo. Parece que el criterio usado para poner una acerabici es que si hay sitio en la acera se pone una y si no hay sitio, también.

IMG_20160601_134154.jpg

El peatón puede elegir entre esquivar el árbol, la terraza, la señal del bus o la fortuita bicicleta.

La acerabici de la plaza Concepción Alemán no la utilizo porque me he encontrado coches que se incorporan en sentido prohibido (incluso marcha atrás) a Olivar, peatones que la invaden porque la terraza de un bar invade a su vez su espacio o porque sí (y siempre me pregunto por que no se atreven a invadir la calzada) y el summún es cuando te encuentras coches bloqueando la salida de la acera bici o los tramos de carril bici. Así que pondría al ciclista por la calzada, que es de un carril por sentido en la plaza y de un carril de sentido único en la C/ Olivar.

IMG_20160601_134220

Sí, es habitual encontrar coches aquí.

El carril bici la calle Olivar al ser esta de un solo sentido, tiene su razón de ser. Lo que haría es colocar el carril a la izquierda y reducir su anchura para que solo pudieran circular bicicletas a contramano.

IMG_20160601_134306

Un carril y un carril bici, ¿de verdad?

Y llegamos a la avenida Marqueses de Espinardo, de un carril por sentido y separados por un amplio paseo peatonal que impide los adelantamientos. Quitarle espacio al peatón justo en el tipo de calle que se recomienda como óptima para la creación de carriles compartidos es de traca. Para más cachondeo en la calle Antonio Rocamora, con dos carriles por sentido, hay sendos carriles 30. Que me aspen si lo entiendo. Del enlace entre estas dos vías mejor no hablo.

Avenida Marqueses de Espinardo

Esa acera bici no tiene sentido en una calle perfecta para compartir la calzada.

Bueno, hasta ahora los calzadistas se deben estar frotando las manos pero lo siento, ahora llega el turno del los carrilciclistas.

Si pasamos de Antonio Rocamora a la avenida Juan Carlos I nos encontramos con una larga recta de tres kilómetros que tiene entre cinco y ocho carriles, dos vías de tranvía y dos bandas de aparcamiento. Y coches. Muchos. Coches que se saltan el límite de los 50 km/h tranquilamente. Perdonad, pero esto está pidiendo eliminar la acerabici para poner un carrilbici segregado a gritos. Quizá yo tendría las narices de circular por un carril compartido en esa vía pero yo no soy todo el mundo.

Captura de pantalla 2016-06-01 a las 21.22.24

Juan Carlos I, otro de esos lugares donde «Si no hay sitio, también acera bici.»

Dado que la avenida atraviesa cuatro cruces rotondizados lo que propongo es que el carril bici no vaya por un lateral sino por el centro, pegado a la vía del tranvía. Exacto, como el de Benidorm. Un carril bidireccional como mandan los técnicos, de 2,10 metros de anchura y segregado del tráfico y de tranvía. Así hasta enlazar con la plaza Circular.

Cada tipo de vía requerirá un un tipo de infraestructura ciclista distinta pero todas favorecen la movilidad del peatón que es el que debe importarnos. La acera es del peatón y la calzada es de todos pero, si no se puede compartir, a quien hay que quitarle sitio es al vehículo a motor, que parece que eso no lo tienen muy claro.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s