El taxista que no conocía la ley

La semana pasada mi amiga Begoña, que también es mi jefa en Júramelo.es, llegó acalorada (y no me estoy refiriendo a esa ola de calor africano) y enfurecida al coworking. Un taxista la había acosado en una calle de Murcia de un solo carril hasta el punto de tener que apartarse en un hueco para que taxista la adelantara y de propina sin dejar los 1,5 metros reglamentarios. Ya que en Murcia no existe ninguna ordenanza municipal al respecto veamos que dice el Reglamento General de Circulación sobre este asunto de la circulación de bicicletas.

Artículo 36: Las bicicletas están obligadas a circular por el arcén. En el caso de que no exista vía o parte de ella que les esté especialmente destinada, circularán por el arcén de su derecha, si fuera transitable y suficiente, y, si no lo fuera, utilizarán la parte imprescindible de la calzada.

Como en ciudad no hay arcenes el ciclista debe circular utilizando la parte imprescindible de la calzada. Para muchos conductores esto significa que el ciclista debe ir por la acera, que estorba lo más pegado posible a la parte de la derecha. Pero, por suerte, no es el conductor quien determina que es eso de «la parte imprescindible de la calzada». Lo mejor, por seguridad, es circular por el centro del carril y, si lo ves necesario, puedes circular  por la izquierda del carril sin ningún problema.

Yo circulo por el centro del carril siempre que la calle tiene dos carriles o un solo carril y sentido. Si tiene un carril pero doble sentido procuro circular a una distancia de la derecha tal que los coches aparcados no me den un susto abriendo las puertas y los otros coches puedan adelantarme porque ¿cuántos saben que se puede rebasar la línea continua para adelantar a un ciclista?

Así que, amigo taxista, antes de acosar a un ciclista por no poder adelantarlo en una calle de un solo carril piénsatelo dos veces. Si tiene testigos y tu matrícula, estas jodido.

Anuncios

Un pensamiento en “El taxista que no conocía la ley

  1. Hace años, por Orihuela, por ciertas calles intentaba circular por la izquierda. La razón estaba en que la acera de la izquierda era más ancha, de 1’5 metros, y la de la derecha de 0’5 metros. En algunos tramos, me subía a la acera, y además habías más calles y huecos, con lo cual, si yo circulaba por la izquierda, me sentía más seguro y dejaba más espacio para los coches.

    No había manera, siempre había gente que me pitaba y me pedía que me pasara a la derecha, poniendo en riesgo mi integridad y además tomando pesar, porque algunos no lo decían con buenos modales. Al final, acabé buscando rutas alternativas.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s