Los hombres que no amaban las bicicletas

De vez en cuando uno se encuentra por esos mundos de dios (vamos, por las redes sociales) a uno de esos que sufre el “síndrome de Estocolmo” de los coches y que es incapaz de ver más allá de su parachoques.

Hoy os traigo el caso de César Sinde, un periodista y tertuliano de Intereconomía a juzgar por su foto de perfil, que tacha a los países que fomentan la bicicleta como del Tercer Mundo.

Pero, de todos modos voy a sacar y comentar unos párrafos de su post del lunes sobre el tema. Ojo, hay que registrarse así que usad vuestra cuenta para el spam. 😉

Las diferencias entre una bici y un coche son tan grandes que permitir que circulen juntos en una misma carretera o calle aún en carriles separados siempre será peligroso. Prueba de ello es que en caso de accidente se llevará la peor parte el ciclista, cuyo vehículo no ofrece ninguna protección en caso de impacto como sí hacen los coches.

¿Para qué vamos a pensar en pacificar el tráfico, reducir los accidentes y fomentar la convivencia de dos vehículos? La bicicleta estorba y punto.

Pues lo siento, pero dadas las diferencias de masa, velocidad y tipo de tracción entre un coche y una bici, sí. Es potencialmente peligroso que los ciclistas circulen por la misma calzada que coches, autobuses o furgonetas.

Nuevamente porque los coches tienen que ir a su velocidad, es decir, la máxima que puedan, y la bicicleta estorba. Y sí, el tipo también dice que los camiones y coches deberían ir separados.

Un cuerpo humano de 70-90 kilos sobre una estructura endeble como una bicicleta tiene muy pocas garantías de sobrevivir en un impacto contra un coche de 1.200 kilos o contra una furgoneta de 2.000 kilos.

Mentira cochina. No tendrá garantías de sobrevivir si el vehículo va a 80 km/h. De ahí la necesidad imperiosa de zonas y calles 30.

EXASPERATED MAN IN HIS CAR   Original Filename: 10135102.jpg

Los vehículos a motor tienen unas normas claras y universales de circulación que cumplir. Las bicicletas no.

Otra mentira. Las bicicletas están sometidas al mismo Reglamento General de Circulación que los coches.

Los vehículos a motor están obligados por ley a tener un seguro con el que cubrir daños a terceros tanto personales como materiales. (..) Por ejemplo, si un ciclista atropella a un peatón ¿qué seguro cubre los gastos o las indemnizaciones pertinentes por los daños que sufra el peatón?.

Los daños de ciclistas a peatones los cubre el seguro del hogar. Un ciclista urbano, como mucho, va a 30 km/h (normalmente cuesta abajo), que curiosamente es la velocidad a la que se está pidiendo que circulen los coches para reducir la víctimas de accidentes. El señor Sinde se considera un interesado en seguridad vial pero demuestra una ignorancia supina al respecto. Curioso.

Si un ciclista se estrella contra un coche aparcado ¿Quién cubre el arreglo de los desperfectos del coche? Si un ciclista provoca una accidente ¿cómo cubre los daños que provoque en otros vehículos?

Cambien la palabra «ciclista» por la palabra «peatón» y se darán cuenta de lo absurdo que es ese argumento. ¿Deberían los peatones llevar matrícula y seguro?

 Y luego pasa lo que pasa: aumentan los ciclistas muertos en ciudad. Según datos de la DGT, el número de fallecidos en bicicleta se ha doblado en los últimos 4 años. En 2009 murieron 12 ciclistas en vías urbanas. En 2013 –último año con datos completos- fallecieron 24.

Esto es cierto pero, ¿sabemos cuánto ha aumentado el número de ciclistas urbanos entre 2009 y 2013? Sin ese dato el aumento de la mortalidad ciclista no puede ser puesto en contexto ni saber si realmente ha aumentado o solo es una consecuencia de tener más ciclistas en la calzada.

Como ha aumentado el número de ciclistas fallecidos vamos a desterrarlos del asfalto (que es algo que los coches tienen gracias a los ciclistas) en vez de invertir en una prevención tal que se pueda convivir. Esta gente si le duele un dedo se corta el brazo, ¿no?

En fin, que si se encuentran por ahí los argumentos de alguno de estos «cochecéntricos» apiádense de ellos: no montan en bici, son menos felices. 😛

PD: para ser periodista redacta bastante mal.

Anuncios

Un pensamiento en “Los hombres que no amaban las bicicletas

  1. Pingback: Hablando del tercer mundo – Gato Peráltez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s